Madrid

Jueves 7 de abril de 2016

 

19:00 h / Sala Bolívar Casa de América 

Plaza de Cibeles s/n, 28014 Madrid

 

FRONTERAS Y ABISMOS 

Diálogo literario  

 

David Rieff dialoga con Enrique Díaz Álvarez, a propósito de sus recientes publicaciones El oprobio del hambre (Taurus, 2016) y El traslado (Debate, 2015)

 

Modera: Basilio Baltasar

Escritor, editor y periodista y director de la Fundación Santillana 

 

Una época marcada por la intensificación de los flujos migratorios y la crisis de refugiados exige pensar las fronteras no sólo como un espacio que delimita lo propio y lo ajeno. En este diálogo se invitará a reflexionar sobre el comportamiento de las sociedades contemporáneas respecto a estos flujos migratorios a través de la literatura, atendiendo a sus recursos para estimular la sensibilidad y el pensamiento crítico. Ciertas narrativas y crónicas periodísticas permiten franquear los lindes que nos separan y ponernos en el lugar del otro, del extranjero, del migrante. La propuesta es clara: los desplazamientos humanos requieren ser correspondidos con un cambio cultural que haga frente al racismo, la xenofobia, el fanatismo y el abuso de poder.

 

 

Organizado con el Instituto de México en España  

 

 

 

 

 

 

"El oprobio del hambre" David Rieff (Taurus 2015)

"Los flujos migratorios actuales no tienen precedentes, y su impulso ha ido en aumento a partir del derrocamiento por parte de la otan del régimen libio de Gadafi, el cual había impedido la salida de inmigrantes. Hoy día es común que toquen tierra flotas de, literalmente, miles de migrantes del África subsahariana y de Siria en la isla italiana de Lampedusa o a lo largo de la costa de Sicilia. Es poco probable que este flujo disminuya en ningún plazo realista. Más de doscientos mil emprendieron la travesía en 2014 (el récord anterior había sido de setenta mil en 2011, en el apogeo de la guerra civil en Libia), y la opinión de consenso es que seguirá aumentando en el futuro previsible. Lo mínimo, como manifestó Günther Bauer, de la organización de ayuda humanitaria Inner Mission Munich, a un periodista de Der Spiegel, es que “la presión de África siga siendo constante”.3 Pero incluso esta marea parece, en comparación, un goteo si las personas huyen a Europa porque, literalmente, carecen de alimento suficiente –lo cual en la inmensa mayoría de los llamados países emisores no es actualmente el caso–, y no solo porque simplemente desean garantizar un futuro mejor para ellos y para apoyar a sus familias en sus países de origen (las remesas de inmigrantes en la actualidad superan abundantemente toda la ayuda oficial para el desarrollo en el mundo" David Rieff en Letras Libres

 

"El Traslado" Enrique Díaz Álvarez (Debate, 2015)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Book trailer "El traslado" 

 

“De Enrique Díaz Álvarez cabía esperar este paso: hábil montador de historias en el cine, se ha trasladado al ensayo y propone una literatura de resistencia ante los discursos invasores. Un libro muy sugerente, creativo, absolutamente recomendable.” Enrique Vila-Matas

 

Nada es más frecuente en las sociedades contemporáneas que el miedo y la indiferencia hacia el inmigrante, el extranjero, el extraño. Parecemos incapaces de desechar los prejuicios que impiden cuestionar los relatos discriminatorios que nos separan. Sin duda, buena parte de la decadencia de la vida pública tiene raíz en la poca disposición para ponernos en el lugar del otro. "Un acto de hospitalidad no puede ser sino poético", dice Jacques Derrida en el epígrafe de este libro, cuyo punto de partida es una premisa fundamental: la imaginación es un acto de resistencia política en tanto que suscita el traslado, esto es, la posibilidad de experimentar significativamente la vida de los otros. Hay que tener en cuenta este poder para hospedar e implicarnos con cuerpos e historias ajenas si queremos combatir la barbarie y esa idiotez que nos aísla de lo público. La propuesta de esta obra es decisiva: para revertir algo del descrédito de la política debe prestarse atención a aquellas narrativas que nos sensibilizan contra el abuso de poder, el racismo, el fanatismo, el dolor de los demás. La vida en común nos exige cultivar ese simulacro que revela la individualidad y las condiciones sociales de personas con otra ideología, religión o cultura.